Física cuántica: Vivo y muerto al mismo tiempo

gato de Schrödinger, paradoja de Schrödinger, física cuántica, mecánica cuántica, ciencia, física, física de partículas

Física cuántica: Vivo y muerto al mismo tiempo; estar en dos lugares al mismo tiempo.

¿Puede un gato estar muerto y vivo al mismo tiempo, o un objeto estar en dos lugares diferentes a la vez?

La física cuántica viene a ser el talón de Aquiles científico para la física clásica basada en un universo controlado por leyes inquebrantables y al que el hombre lo entiende por el sentido común.

Aquí abordaremos este interesante caso de lo que a simple vista se aprecia como una contradicción no solo a la física clásica sino que además para nuestro sentido común.

Algunos no lo hacen, pero yo estoy incluyendo a la relatividad como física clásica.

¿Cómo podemos pensar que es científico y lógico que un gato esté muerto y vivo al mismo tiempo?




Decir que algo está muerto y vivo al mismo tiempo es una contradicción a una regla básica que desde la antigüedad los seres humanos hemos observado en nuestro entorno, en la naturaleza.

Un ser vivo solo puede estar vivo o muerto en un mismo espacio de tiempo, un gato muerto no puede ser un gato vivo y viceversa.

Pero el experimento del físico austriaco Erwin Schrödinger, conocido como la paradoja de Schrödinger o simplemente el experimento del gato de Schrödinger, va contra esa interpretación clásica.

También cave resaltar lo siguiente, la física clásica apoya el determinismo y eso quiere decir que todo lo que pasa en el universo estaba destinado a suceder y no podía ser de otro modo, mientras que la física cuántica sostiene lo contrario, que nada está determinado en el universo para la mecánica cuántica.

Según Schrödinger el gato durante un lapso de tiempo se encuentra vivo y muerto y solo cuando un observador interviene el gato queda vivo o muerto.

Para entender mejor la postura de Schrödinger y la física cuántica o mecánica cuántica, hay que recordar que estamos hablando de partículas subatómicas y no de otros cuerpos que hay en el universo.

Las partículas son la base de todo, toda la materia y la energía dentro del universo están formadas por partículas.

Y el comportamiento de las partículas es diferente al de los átomos y cuerpos de mayor tamaño.

Es entonces a nivel de partículas que se da el fenómeno que propone la paradoja de Schrödinger, que el gato se encuentra vivo y muerto a la vez, porque a nivel atómico (por decirlo de alguna manera) solo se presenta una realidad que se ve determinada por la intervención de un observador.

gato de Schrödinger, experimento de Schrödinger, física cuántica, mecanica cuántica, experimento, ciencia, física


Lo interesante es que esto también nos lleva a la conclusión de que las cosas existen y no existen al mismo tiempo y que su existencia se da por la intervención de un observador.

Entonces pasamos a otra conclusión: Para que las cosas existan deben ser observadas y, por ese motivo, debe haber un observador de todas las cosas.

La postura de un gran observador es lo que saldría de la interpretación de Copenhague, pero, sin embargo, existen otras interpretaciones.

La interpretación relacional propone que el sistema depende de la interacción de todos los observadores que lo componen.

Hay que decir que el observador no tiene que ser exactamente algo consciente, como es el caso de un ser vivo.

La mediciones realizadas por un observador pueden ser como las que proporcionaría una pelota al rebotar contra el suelo, esas mediciones el científico las toma pero ya fueron hechas por aquellos cuerpos que interactuaron como observadores.

Pues bien, la pelota al rebotar contra el suelo produce una medición (observación), pero cuando nosotros miramos la pelota se produce otra medición (observación) que es aquello a lo que nosotros llamamos realidad.

En el experimento de Schrödinger la medición (observación) final era que Schrödinger mirara dentro de la caja, entonces, al mirar, se produce una medición y así esa es la realidad que observa Schrödinger.

Solo una conciencia puede estar consciente de la realidad, pero hay que recordar que en física cuántica nuestra observación influye en lo que ocurre y lleva a determinar la realidad de la que somos consientes.

Lo que si no cambia como interpretación en la mecánica cuántica es que la realidad depende de observadores.


¿Cómo puede ser algo lógico el estar en dos puntos diferentes al mismo tiempo?

Una vez más tenemos que considerar la física a nivel de partículas (protones, neutrones, electrones, y otras partículas) donde las cosas ocurren de forma diferente que a nivel atómico.

De todos modos, aunque entendamos que nosotros como observadores influimos sobre la realidad (solo con mirar, oler, tocar, etc.), sigue siendo muy contradictorio y difícil de aceptar pues sería como atribuir al universo que carece de leyes.

O por lo menos esto nos presenta un universo sin orden, sin una ley que rija por igual a todas las cosas que hay en el.

Nuestro sistema de razonamiento no puede digerir fácilmente una información como ésta, por mucho que se comprenda, simplemente nuestro sentido común nos llevará a dudar o rechazar esta información.

No, no puede estar una cosa en dos lugares diferentes en el mismo espacio de tiempo, no puede estar viva y muerta a la vez.

Puede ser lógico que las partículas se están moviendo, me explico, que se mueven del punto A al B, pero percibimos que se encuentran en ambos puntos al mismo tiempo.

En ese caso el problema no es de las partículas sino que de nuestra precepción errada, al no comprender lo que realmente está pasando.

De hecho, Einstein no negaba las evidencias de la física cuántica (atribuir algo así a Einstein es un error), pero si aseguraba que el modelo de la mecánica cuántica estaba incompleto y por eso no podían los físicos teóricos de aquel entonces dar una explicación razonable al fenómeno cuántico.

La realidad es que no solo los físicos de los tiempos de Einstein han sido incapaces de dar una explicación razonable, sino que los físicos actuales no han avanzado mucho en ese sentido.

¿Porqué puede ser una solución lógica el que las partículas se muevan? Pues porque nuestro tiempo no influye sobre ellas, se mueven fuera de nuestro tiempo y no podemos captar, en base a nuestro tiempo, su movimiento. Así ellas se están moviendo del punto A al B pero a nosotros nos parece que están en ambos puntos al mismo tiempo.

De ese modo las partículas tienen un movimiento en un tiempo diferente al nuestro.

El problema con esto es que el tiempo y el espacio están tan ligados, según las más aceptadas teorías (como la relatividad), por lo que hablar de otro tiempo nos llevaría, bajo esa óptica, a hablar de otro espacio.

Posiblemente esto encaje con la teoría de los universos múltiples. Esto quiere decir que existen dos realidades, como en las películas de ficción o en los comics, donde en una realidad se es el héroe y en la otra el villano, en una hombre y en la otra mujer.

Las partículas se moverían entre esas dos realidades activando sucesos diferentes, siendo entonces el punto A un espacio tiempo y el B otro espacio tiempo, donde las cosas son las mismas en ambos espacios pero se comportan diferente dependiendo del espacio en el que estén.

Pero, como podemos entender, nosotros solo tenemos acceso a un espacio tiempo. Esto es, como seres consientes, nuestra conciencia de la realidad en este espacio tiempo no puede comunicarse con la otra realidad.


multiverso, universo paralelo, realidades paralelas, física, experimento, ciencia, gato de schrödinger,

¿Y qué pasa con el gato de Schrödinger? Si una partícula se encuentra moviéndose del punto A al punto B entonces existen dos opciones, no una sola, la opción A y la opción B (vivo y muerto), y Schrödinger (el de nuestro espacio-tiempo) como observador escogerá una dependiendo de las probabilidades de sus partículas de interactuar con el punto A o el B.

Así que lo que determinaría el estado del gato no es simplemente la interacción entre las partículas sino que la interacción de las partículas con el espacio tiempo.

Imaginemos que el universo es como una web donde colocamos opciones diferentes al diseñarla, esas opciones son reales y existen en el código de programación pero al final los que entren solo observarán una sola opción dependiendo de las acciones que realicen en la web.

Una web se escribe usando un lenguaje lógico.

El resultado final es que una de las opciones se descarta, si vas a registro te enviará a la página con el formulario de registro y en ella no ves las otras páginas, y si haces clic en un tema te enviará a dicho tema.

Pero hay opciones que no dependen tanto de lo que hagamos, por ejemplo que la web te redireccione a una página diferente de la que le muestra a otros visitantes dependiendo de tu IP o tu área geográfica.

La cuestión es que por la forma en que está programado el universo no podemos movernos tan libremente de un punto a otro como en el caso de un web.

En un navegador podemos dar hacia atrás, pero en el universo eso es muy complicado, es como intentar entrar al panel de control del administrador de una web grande, pero mucho más difícil, es intentar hackear el universo. Solo podremos hacer lo que el universo nos permita, no conocemos el lenguaje en el que está programado, solo podríamos aprovechar los aparentes agujeros que nos proporciona.

Comparte:

Hola wey, pibe, chaval, chamo.... soy Justino Gómez y quiero informarte sobre aquellas cosas que se comentan, pero de una forma crítica. No hablo chismes, puede parecerlo, pero no, no es chisme, es solo una forma diferente de informar.

    Comentarios

0 comentarios:

Publicar un comentario