Guerra cibernética: Internet es un campo de batalla


Ciberguerra, Guerra cibernética


La guerra fría entre Estados Unidos y la Unión Soviética terminó a finales del siglo pasado, en ella se desplegaron toda clase de avances tecnológicos para espiar y sabotear al contrario, fue una guerra donde "la inteligencia" se impuso antes que la fuerza bruta militar. Hoy hay una nueva forma de guerra que se está librando en Internet y muchos no son conscientes de su existencia.

 

¿En que consiste la ciberguerra?

La ciberguerra o guerra cibernética es una forma de guerra cuyo campo de batalla es Internet. No solo la liberan países entre sí, sino que también se da entre la ciudadanía y su propio gobierno; comúnmente la ciberguerra se basa en ciberataques, que no son más que ataques informáticos cuyo objetivo es dejar fuera de funcionamiento una página web o extraer información de carácter privado que se encuentre albergada en el sitio atacado.

Podemos considerar -por obviedad- que no debemos confundir los ciberataques de la ciberguerra con los de la ciberdelincuencia (el ciberdelincuente busca obtener una beneficio netamente económico), ni tampoco aquellos que simplemente se realizan por motivos individualistas o por simple entretenimiento.

La guerra cibernética va más allá....

Una de sus características menos conocida es que algunos gobiernos, como el de Estados Unidos, recurren a viejas tácticas que usaron durante la guerra fría.

El 8 de Agosto de 1972, cuando Nixon era el presidente de los Estados Unidos, se desató un escándalo llamado Watergate.


watergate, escándalo, richard nixon

El escándalo consistía en que se había estado espiando mediante el teléfono a miembros del Partido Demócrata (Nixon era Republicano) y el presidente estaba involucrado junto con miembros de la CIA y el FBI.

Pues bien, este es solo un ejemplo de lo importante que era la intervención de comunicaciones para los Estados Unidos, al punto de que un presidente se atrevió ha arriesgar su carrera política.

El Watergate es tal vez el principal ejemplo de intervención de comunicaciones por parte de Estados Unidos en aquel entonces pero no el único. Desde que la CIA apareció para combatir a la Unión Soviética una de sus principales actividades fue el espionaje telefónico, como lo continúa haciendo.

En aquellas épocas, poco antes de que se desatara el escándalo Watergate y se descubriera el espionaje telefónico, en 1969 el Departamento de Defensa de Estados Unidos comenzaba a trabajar en un nuevo medio de comunicación, en aquel entonces llamado ARPANET, y que sería la antesala al Internet. 

En una época donde el espionaje era una gran ventaja un nuevo medio de espionaje, más eficiente que el teléfono, era lo que buscaba el Departamento de Defensa.

En la actualidad se han revelado muchos datos sobre cómo los gobiernos espían a la gente, recientemente el portal WikiLeaks filtró documentos sobre espionaje de la CIA en diversos dispositivos electrónicos.

La filtración de Wikileakas sobre la CIA que salió en el mes de Marzo de 2017 cuenta con más de 9000 documentos que la convierten en la mayor filtración de la CIA que se haya hecho hasta ahora.

El ex empleado de la CIA y la NSA, Richard Snowden, también reveló al mundo lo que su gobierno estaba haciendo valiéndose de Internet. El gobierno de Estados Unidos, bajo la administración Obama, estaba realizando un trabajo de espionaje masivo contra ciudadanos de diversos países, incluyendo el suyo.

¿Afectó Snowden a su gobierno?

ricard snowden, snowden, nsa, cia, espía


La pregunta parece no tener sentido y la respuesta parece obvia, pero si analizamos las consecuencias resultantes de las declaraciones de Snowden podemos encontrar puntos que pueden ser favorables para el gobierno estadounidense, como desfavorables.


Por muy eficiente que sea un servicio de Inteligencia es simplemente imposible que realmente se pueda espiar a la cantidad de personas que se supone espía la NSA, aún si se cuenta con el equipo para hacerlo, es difícil -por no decir directamente imposible- que se cuente con el personal humano para algo así. Además sería una perdida de tiempo.

¿Qué importancia puede tener para la NSA que -por dar un ejemplo- una persona haga vídeos y los suba a youtube, o escriba sobre videojuegos en un blog?

Cuando mucho, lo que hace la NSA es contar con una "base de datos" (que es Internet) a la que pueden acceder para encontrar a una persona que ya buscan y entonces espiarla, o conocer tendencias de masas. Es difícil asimilar la idea de que se puede espiar persona a persona tal cantidad de individuos.

Las declaraciones de Snowden consiguen algo para Estados Unidos, ahora los servicios de espionaje que trabajan contra Estados Unidos tendrán que actuar con mucho más cuidado porque saben el alcance que tiene Estados Unidos y en cualquier momento pueden caer sus agentes.

Además de afectar los métodos de espionaje de Estados Unidos, ayuda como método intimidatorio contra otros países que intenten infiltrar espías en el país por lo que entorpece las operaciones de espionaje antiestadounidense.

La contrainteligencia y la guerra psicológica

J. Edgar Hoover, Edgar, Hoover, FBI, director, director FBI
J. Edgar Hoover, primer director del FBI


En la guerra cibernética puede abundar ésta modalidad, pero conseguir pruebas es difícil.

Para tener una idea de cómo trabaja la contrainteligencia podemos servirnos del ejemplo de COINTELPRO del FBI. Uno de los métodos a los que recurría COINTELPRO era la guerra psicológica, que se basaba en distribuir información falsa sobre los movimientos a los que se oponía. 

Un ejemplo al alcance de todos de cómo se utiliza la guerra psicológica lo encontramos en Menéame (un sitio para agregar y votar noticias) donde miembros de un partido político se ponían de acuerdo para votar noticias y dar una impresión de popularidad. A esto se le conoce como Astroturfing.

Esto además cuenta con el respaldo de los experimentos de conformidad realizados por el psicólogo Solomon Asch, donde se pudo observar la influencia de la presión social sobre los individuos.



También la guerra psicológica se puede basar en la opinión de individuos que son reconocidos como expertos para manipular a las personas al punto de que hagan cosas irracionales motivadas por la opinión del experto (imaginemos que no se use para hacer cosas tan irracionales). El experimento de Milgram puede servir como respaldo sobre esta modalidad de guerra psicológica.

Debido a su efectividad para desacreditar al contrario y promocionar la postura propia, la guerra psicológica siempre ha jugado un papel importante en servicios de inteligencia. 

Gran parte de la guerra fría se basó en guerra psicológica, en convencer al público de las bondades y las desventajas del capitalismo o del comunismo.

Internet es un lugar estupendo para realizar este tipo de guerras. Mucha gente ni siquiera necesita verificar o reconocer una fuente para asimilar la información sin cuestionarla, peor aún cuando fuentes reconocidas a veces son cómplices para desinformar o son manipuladas. 

Conclusión

Si no somos espías, ni terroristas, ni miembros de un servicio de inteligencia, o algo que se parezca, entonces no hay de que preocuparse. No hay motivo para ser paranoico, ningún servicio de inteligencia -como la NSA- se va a interesar en nosotros para espiarnos, aunque puede que, sin que ninguno queremos eso, tengan acceso a nuestra información privada y además en algún momento vean algo de ella. Es lamentable, sí, que un gobierno, sea el que sea, no de el ejemplo y no respete a la gente.

A lo que más estamos expuestos es a la guerra psicológica la cual puede usarse para que apoyemos guerras, invasiones, cambios sociales que pueden ser perjudiciales, entre otras cosas.

Comparte:

Hola wey, pibe, chaval, chamo.... soy Justino Gómez y quiero informarte sobre aquellas cosas que se comentan, pero de una forma crítica. No hablo chismes, puede parecerlo, pero no, no es chisme, es solo una forma diferente de informar.

    Comentarios

0 comentarios:

Publicar un comentario