¿Podrán vencer al Estado Islámico?

¿Será derrotado el Estado Islámico mediante la guerra en oriente medio?


El Estado Islámico se ha convertido en la principal organización terrorista actualmente, llevando ataques en todo el mundo que, aunque no es la única organización de esta clase si es la que ha perpetrado los más mediáticos.

Los objetivos del Estado Islámico, como su nombre lo indica, incluyen formar un estado regido por la ley islámica o Sharia que, según ellos, debe ser ejecutada de la forma más estricta (la ley islámica no es considerada un dogma dentro del islam y permite interpretaciones).

Algunas personas hoy día están convencidas de que el Estado Islámico será derrotado en Medio Oriente y con eso se pondrá fin a este grupo; ese es el caso de un diario que estuve leyendo hoy donde dan a entender que la derrota del ISIS o EI (como se le conoce al Estado Islámico) está próxima a ocurrir.

Pero la realidad dista mucho de esa expectativa.

El EI no es como el crimen organizado (narcos, pandillas, mafia etc.), el Estado Islámico se comporta más como un movimiento ideológico cuyos objetivos van más allá de los simples intereses de sus miembros por tener dinero o controlar una zona geográfica determinada.

En vista de que el Estado Islámico es un movimiento ideológico las posibilidades de derrocarlo no dependen de una guerra en medio oriente, dependen de políticas en todos los países para tratar de minimizar la propaganda del Estado Islámico destinada a reclutar nuevos miembros.

Muchos atentados son cometidos por jóvenes que se vuelven extremistas sin haber tenido nunca un contacto directo con los miembros que están en medio oriente.

Hace unas semanas leía en la BBC algo sobre esto, básicamente decían que en el Reino Unido habían predicadores que se dedicaban a radicalizar a los jóvenes pero como no hablaban directamente de violencia las autoridades no hacían nada al respecto.

La situación de combatir el extremismo no es tan sencilla tampoco, porque parte del éxito del Estado Islámico proviene de convencer a jóvenes islámicos de la necesidad de defender su religión de las costumbres de occidente, las cuales ellos perciben como agresiones.

Si se pusieran restricciones a estos predicadores que radicalizan a los jóvenes esto pudiera provocar que haya más radicalización a corto plazo y se corre el riesgo de que se continúe a largo plazo, pero a medida que estos predicadores sigan fomentando el extremismo el extremismo seguirá.

Debido a esto combatir al Estado Islámico es una tarea muy difícil y a los líderes políticos a nivel mundial les está quedando grande la tarea.

Mientras tanto, los jóvenes (que suelen ser más propensos a la intolerancia) son los que terminan albergando ideas radicales y  cuando ven a una mujer liberal, a un homosexual o a cualquier persona que no se ajusta a la Sharia lo perciben como infieles (los cuales abundarían en las sociedades occidentales).

Al aumentar la influencia de estos grupos en la sociedad (liberales o los llamados progresistas), el extremista lo percibe como una amenaza que debe ser enfrentada con violencia física.

Lo interesante es que algunos de los principales defensores de las diversas culturas son los que a la vez fomentan conductas que son percibidas como dañinas por algunas de estas culturas.

Es muy difícil mantener una convivencia entre una persona tan conservadora como son los islamistas y personas demasiado liberales como son los grupos que siguen la agenda gay y los feministas.

Todo esto hace pensar que la derrota del Estado Islámico y el punto de conclusión del terrorismo están mucho más allá de una victoria sobre este grupo en medio oriente.

Esa solo sería una victoria momentánea sobre uno de sus objetivos que es construir un califato regido por la Sharia, pero no el final del Estado Islámico.

Comparte:

Hola wey, pibe, chaval, chamo.... soy Justino Gómez y quiero informarte sobre aquellas cosas que se comentan, pero de una forma crítica. No hablo chismes, puede parecerlo, pero no, no es chisme, es solo una forma diferente de informar.

    Comentarios

0 comentarios:

Publicar un comentario