The Walking Dead 8x09

carl, the walking dead, muerte de carl

Sobre la muerte de Carl el hijo de Rick


A muchos no les gustó el giro que tomó la serie respecto al comic. Varias son los críticos de la desición.

Carl murió y se confirmó en el episodio 9 de ésta octava temporada; como el mismo Carl dijo: "solo pasó".

Es comprensible que en una serie de supervivencia se considere la muerte como un fracaso. De hecho, en cualquier serie pudiera ser lo mismo, pero en una de supervivencia con mayor razón.

Muchos seguidores de The Walking Dead deben sentir que el guión de la serie ha hecho de Carl un perdedor.

Con una serie donde la postura mayoritaria de los seguidores era que había que eliminar (por no decir matar) a todo el que pusiera en riesgo las aspiraciónes de supervivencia del grupo, donde Daryl había hecho lo "correcto" por matar a un chico que se había rendido y hecho una tregua con Rick, es comprensible que ahora esos mismos seguidores se sientan molestos con la muerte de Carl.

El punto no es solo si había o no necesidad de que Carl muriera, tal vez si ayude a aumentar la audiencia, tal vez no (fue una movida arriesgada). El punto es el mensaje que nos deja el episodio 9 de ésta temporada, o al menos el que algunos comprendimos.

The Walking Dead es un caos, un lugar muy peligroso donde lógicamente llevar un arma y usarla casi por cualquier cosa (como la usó Carl una vez contra un chico que se rendía cuando el Gobernador atacó la prisión), antes de que alguien más use su arma contra ti, puede ser la solución para sobrevivir a las situaciones de preligro que se presentan en la serie.

Por eso, en ésta temporada vimos la gran necesidad de conseguir armas y municiones para defenderse de Negan.

Pero esa es la medida para tener posibilidad de sobrevivir día con día en un caos como el que se presenta en la serie, pero no soluciona el problema mayor. 

Primero fue Shane, luego el Gobernador, Gareth, ahora Negan, luego vendrán más, sino es que Rick y su grupo terminaban siendo los villanos, sin darse cuenta.

Carl ya no quería eso, su aspiración era poder vivir con su conciencia tranquila, y aunque jóven se dió cuenta que el problema no era quién tenía más o menos armas, el problema era la gente, incluyendole a él y su grupo.

Cuando llegaron a Alexandría, Rick y su grupo pensaron que los que vivían tras las murallas eran vulnerables, gente ingenua que no era apta para sobrevivir. Muchos no sabían ni disparar.

Saber matar era lo único valioso para Rick y su grupo, luego de todo por lo que habían pasado... Reforzar muros y, sobre todo, tener armas, era la forma de sobrevivir.

Ahora Carl ofrece un nuevo punto de vista, ya no solo se trata de sobrevivir (matar o morir), The Walking Dead se trata de cómo vives. 

Por ejemplo, Eugene sigue vivo, pero él sabe que es un perdedor y en el fondo se siente muy mal por ello, por más que trate de ocultarlo. Y todos los que lo conocen saben que es un perdedor, y sigue con vida, sigue sobreviviendo.

A diferencia de Eugene Carl se ha ganado el aprecio de mucha gente, incluso contrarios como Negan pudieron llegar a respetar su valentía, pero está muerto. Así que quizás hay que redefinir la idea de lo que es un perdedor y un ganador.

Para mí Carl sufrió una derrota, que tarde o temprano es inevitable, la muerte es algo que le ocurre a todo ser humano, pero lo que marca la diferencia es la forma en la que vivió, por eso en lugar de recordar la forma en la que Carl murió (que para algunos fue hasta ridícula) lo que debemos recordar es ese gran aporte que dió al final para cambiar el rumbo de la historia, algo así de importante solo se le podía otorgar a un personaje como Carl...

Comparte:

Hola wey, pibe, chaval, chamo.... soy Justino Gómez y quiero informarte sobre aquellas cosas que se comentan, pero de una forma crítica. No hablo chismes, puede parecerlo, pero no, no es chisme, es solo una forma diferente de informar.

    Comentarios

0 comentarios:

Publicar un comentario